Vi el final de TV Glow, explicado: es un poderoso llamado a la acci贸n

Vi brillar la televisi贸n tiene el tipo de final que hace que las personas corran a Internet en busca de explicaciones y conversaciones, no porque no lo hayan entendido exactamente, sino porque no necesariamente creen en lo que acaban de ver. El seguimiento de Jane Schoenbrun hasta 2022 Todos iremos a la feria mundial es una pel铆cula oscura: oscura en las im谩genes, ya que gran parte de ella tiene lugar en espacios nocturnos mareados e interiores oscuros y embarrados, y oscura en los detalles narrativos, que no est谩n dise帽ados para consolar o mimar a los espectadores. Esta no es una pel铆cula para sentirse bien con un final agradable y conmovedor.

Pero es una pel铆cula que parece dise帽ada para meterse en la piel de los espectadores y dejarlos examinando sus vidas y sus elecciones. Schoenbrun invita a la gente a tomar cualquier malestar persistente que surja al final de la pel铆cula y hacer algo con ello. Es un llamado a la acci贸n, aunque lo que significa exactamente 鈥渁cci贸n鈥 queda completamente abierto. Schoenbrun tiene una intenci贸n espec铆fica en mente, pero la met谩fora aqu铆 tambi茅n es lo suficientemente amplia como para que cualquiera que vea esta pel铆cula pueda envolverla firmemente en sus propias vidas y sus propios cuerpos hasta que se adapte a ellos.

[Ed. note: End spoilers ahead for I Saw the TV Glow.]

Owen (Justice Smith), un empleado de cine de veintitantos a帽os, se encuentra en una sala oscura y mira a la c谩mara, con una diapositiva en la pantalla detr谩s de 茅l que dice

Imagen: Colecci贸n A24/Everett

La pel铆cula sigue muchos a帽os de la vida de Owen (Ian Foreman en su juventud, Justice Smith despu茅s), un ni帽o vacilante y socialmente inc贸modo que claramente lucha por relacionarse con otras personas, en la escuela y en casa. Cuando conoce a la hostil y desconectada Maddy (Brigette Lundy-Paine), logra una conexi贸n tentativa con ella al compartir su fandom en un programa de televisi贸n nocturno sobre las adolescentes Isabel y Tara, que luchan contra las fuerzas m谩s oscuras y malvadas del mundo con sus poderosos. conexi贸n ps铆quica. (El espect谩culo, El rosa opacose inspir贸 en parte en la obsesi贸n infantil de Schoenbrun por Buffy la caza vampiros.)

Finalmente, Maddy se escapa de casa y desaparece sin dejar rastro, mientras Owen camina penosamente desde la escuela secundaria hasta la edad adulta sin perder nada de su torpeza adolescente. Maddy regresa ocho a帽os despu茅s para decirle que ha estado dentro del programa; desde su perspectiva, Owen y Maddy. son Isabel y Tara en El rosa opacopero fueron capturados por sus enemigos y enterrados vivos, les cortaron el coraz贸n y los metieron en un refrigerador.

Maddy dice que escap贸 y redescubri贸 su verdadera identidad como Tara, pero de vuelta en el mundo real, donde el tiempo transcurre de manera diferente, Isabel todav铆a est谩 enterrada y la visi贸n a la que se vio obligada (la identidad falsa como Owen) pronto terminar谩 cuando ambos mueran. . Maddy quiere que Owen acepte esto y siga el peligroso y mortal ritual que soport贸 para despertarse.

Maddy (Brigette Lundy-Paine) en primer plano extremo en I Saw the TV Glow de Jane Schoenbrun

Imagen: Colecci贸n A24/Everett

Para los espectadores, es probable que la versi贸n de la realidad de Maddy suene mucho m谩s convincente que la de Owen. Es una fantas铆a escapista cl谩sica: 鈥淓sta vida aburrida que estamos viviendo no es real. En realidad somos h茅roes de otro mundo, con superpoderes y una misi贸n para salvar el mundo鈥. Pero el camino para llegar all铆 es tan oscuro y aterrador (Maddy literalmente quiere que Owen le permita encerrarlo en un ata煤d y enterrarlo vivo) que 茅l lo rechaza y se resiste. Y eso tambi茅n es comprensible. La historia de Maddy tambi茅n podr铆a interpretarse como un delirio paranoico y peligroso, y su soluci贸n parece potencialmente fatal. Schoenbrun no se anda con rodeos acerca de este llamado particular a la aventura: no hay evidencia clara de que Maddy no est茅 atrayendo involuntariamente a Owen a un suicidio conjunto. No hay evidencia manifiesta de que nada de lo que dice sea cierto.

Schoenbrun ha sido claro al ver todo esto como una historia de salida del armario trans. Dentro de rosa opaco narrativa, el yo aut茅ntico de Owen es femenino. Tiene visiones o sue帽os peri贸dicos, destellos r谩pidos en los que se encuentra en el rosa opaco poni茅ndose como 茅l mismo, pero vistiendo el vestido de Isabel. Maddy quiere llevarlo en un viaje para encontrar su cuerpo real y su verdadera identidad como Isabel, pero el camino para llegar all铆 ser谩 doloroso y requerir谩 un compromiso real.

Owen retrocede, se niega a aceptar las revelaciones de Maddy y elige quedarse en su antigua vida. A pesar de rosa opaco Cuando la narrativa lo persigue, toma la ruta pasiva, arregl谩ndoselas con su vida actual y afirmando que es gratificante, que ha encontrado paz, familia y satisfacci贸n all铆.

Antes del estreno general de la pel铆cula, Schoenbrun habl贸 con Gameslatam sobre ese tipo de pasividad y sobre c贸mo sentir que es una parte familiar de la experiencia trans:

Creo que ese tipo de 鈥減asividad鈥 se siente inherentemente ligada a una experiencia con la que yo (y creo que muchas otras personas trans) podemos identificarnos en un nivel profundamente visceral. Indica exactamente c贸mo nuestras ideas sobre lo que es la narrativa adecuada o el progreso no solo est谩n lamentablemente limitadas en las experiencias que muestra, sino que tambi茅n, tal vez, por definici贸n, sean masculinas y cis. [It鈥檚] refleja una idea de agencia y agencia individual que no resuena con otras experiencias, como la m铆a. Y por eso estoy tratando de reescribir, cuestionar, desafiar o simplemente existir dentro de ideas alternativas de estructura narrativa, para expresar algo que se sienta emocionalmente fiel a mi experiencia en el mundo.

Schoenbrun claramente siente simpat铆a por el dilema de Owen y por su incertidumbre acerca de redefinirse a s铆 mismo como otra persona. Al mismo tiempo, sin embargo, el director sugiere repetidamente que Owen se est谩 mintiendo a s铆 mismo. Si bien se defiende ante la audiencia diciendo que form贸 su propia familia y que los ama, nunca los vemos ni escuchamos ning煤n detalle sobre ellos. Nunca parecen reales e incluso su existencia puede ser una alucinaci贸n o una mentira absoluta. Mientras Owen contin煤a rechazando la versi贸n de la verdad de Maddy, los a帽os pasan para 茅l, sin ning煤n sentido de conexi贸n a tierra o conexi贸n con la realidad que ha elegido.

Owen (Justice Smith) y su madre (Danielle Deadwyler) se sientan juntos afuera en un banco por la noche en I Saw the TV Glow de Jane Schoenbrun.

Imagen: Colecci贸n A24/Everett

Hacia el final de la pel铆cula, est谩 claramente atrapado en un lugar insatisfactorio de la vida, rodeado de gente desagradable y trabajando en un trabajo insatisfactorio. En dos de los momentos m谩s v铆vidamente dolorosos de la pel铆cula, grita que se est谩 muriendo y suplica ayuda, pero nadie a su alrededor lo escucha ni ve su angustia. Luego se abre el pecho y ve el brillo est谩tico de la pantalla del televisor en el interior. Como lo explic贸 Schoenbrun a Entertainment Weekly:

Despu茅s de media vida de resistencia, cuando Owen finalmente ve ese brillo dentro de s铆 mismo, y para hacerlo, literalmente tiene que abrirse y ver el coraz贸n que le han quitado, y ver que ha sido reemplazado por esta se帽al que podr铆a ser algo hermoso, pero tambi茅n conlleva la ambivalencia y la naturaleza siniestra del vac铆o del resplandor; lo que representa lo que no est谩 dentro de 茅l. Este fue mi intento de capturar la ambivalencia, la alegr铆a y la posibilidad abrumadoras, pero tambi茅n las cosas que resultan siniestras y aterradoras cuando se rompe un huevo: el momento en el que, como persona queer o trans, comprendes que no eres t煤 mismo y que necesitas convertirse en algo m谩s para conjurar esa magia que tal vez estuvo ah铆 en la infancia y tal vez ah铆 en estos otros momentos de la vida.

Sin embargo, incluso frente a esta se帽al visible y obvia de que la realidad mundana que eligi贸 tiene grietas, Owen todav铆a no da el siguiente paso. Cierra su pecho y regresa a su trabajo en una sala de juegos estridente, oscura y opresiva, y se disculpa humildemente con todos los que encuentra, avergonzado por ese arrebato que nadie m谩s vio, recuerda o le importa.

Es una secuencia horrible: est谩 viviendo una serie de intensas agon铆as y dudas privadas, y en lugar de darles espacio a esas dudas, las est谩 amortiguando por el bien de todas las personas absolutamente indiferentes que lo rodean. En lugar de examinar la fuente de su terror y tratar de encontrar una soluci贸n, pide perd贸n a desconocidos absolutos, por miedo a que su muerte inminente pueda haber afectado su diversi贸n. Es dif铆cil decir qu茅 es m谩s horrible: su humildad y humillaci贸n, o la apat铆a y la incapacidad de todos los dem谩s para siquiera ver su dolor.

El joven Owen (Ian Foreman) se sienta en un sof谩 rojo en una sala oscura, mirando la televisi贸n, en I Saw the TV Glow, de Jane Schoenbrun.

Imagen: Spencer Pazer/Colecci贸n Everett

Es un final oscuro y triste: no hay ning煤n rescate para Owen, ning煤n avance repentino en el que Maddy lo salve a pesar de s铆 mismo, o donde el mundo de El rosa opaco le env铆a una prueba a煤n m谩s clara de que est谩 en el camino equivocado y necesita cambiar de rumbo. El mensaje es bastante claro: nadie puede obligar a Owen a encontrar su propia identidad o su propia satisfacci贸n en la vida. Nadie puede tomar decisiones por 茅l ni decirle qui茅n es realmente.

Pero si bien el final es pesado y doloroso para Owen (y, si aceptamos la versi贸n de los hechos de Maddy, para Isabel), tiene un prop贸sito claro m谩s all谩 de asustar, sorprender y entristecer a los espectadores. Es un recordatorio de que no tomar decisiones es una forma de elecci贸n: una con la que tenemos que vivir y que tiene consecuencias. Es un vibrante llamado a la acci贸n y una advertencia sobre c贸mo la pasividad y el miedo pueden ser su propia especie de muerte en vida. Ver a Owen 鈥渄ecaer鈥, como lo expresa Schoenbrun, es tr谩gico y alarmante, y aparentemente tiene como objetivo mostrar a los espectadores las repercusiones de permanecer quietos en sus vidas, de negarse a confrontar o examinar sus propias preguntas sobre s铆 mismos. Owen no es un h茅roe cl谩sico, es una advertencia sobre la autorepresi贸n.

Eso significa El rosa opaco 驴Es real, Isabel es real, Owen es trans y s贸lo hay un camino posible para 茅l que no lo lleve a la asfixia y la muerte? No necesariamente. Sch枚nbrun no le deja otra salida obvia a su vida opresiva, pero dado que nunca parece buscar una, ni discutir sus sentimientos de irrealidad y vac铆o con nadie m谩s que con Maddy, parece que su inercia y voluntad de vivir en un ambiente apolog茅tico La miseria son los problemas, no s贸lo su negativa a ser enterrado vivo. Tiene miedo incluso de explorar sus sentimientos con la propia Maddy, tanto de joven como de mayor. Le resulta m谩s seguro quedarse estancado (y estar desconcertado, triste y solo) que actuar. Y Sch枚nbrun nos muestra todas las consecuencias de esa decisi贸n.

Esa met谩fora ciertamente no se limita a declararse queer o trans. Schoenbrun refleja una experiencia y un sentimiento personal, con el que algunos espectadores trans ciertamente se identifican. Pero la vida fulminante y menguante de Owen es una imagen memorable para cualquiera que enfrente preguntas similares sobre qui茅nes son, qui茅nes quieren ser y si pueden encontrar un camino hacia ese futuro explorando sus opciones y eligiendo el cambio. Su historia nunca encuentra un final feliz. Pero es una s煤plica emotiva y sincera para cualquiera que est茅 mirando. Vi brillar la televisi贸n ir a hacer el aterrador trabajo de buscar uno para ellos mismos.